SEGUNDA SALIDA TEMPORADA 2018-2019: LAROLES – VÁLOR

Saldremos de Aguadulce el domingo 28 de Octubre a las 9 de la mañana, de nuestras dos paradas de autobús habituales; Después nos dirigiremos a la gasolinera de la Avda. F. García Lorca -frente a la Residencia Ballesol- para recoger a nuestros compañeros de Almería. Para reservar plaza, el teléfono y la Sede de nuestra Asociación estarán operativos el viernes 26 de Octubre de 6 a 8 de la tarde.

Una vez acomodados nos iremos hasta Laroles (perteneciente al municipio de Nevada) para iniciar nuestro recorrido.

El trazado y perfil de la ruta es el siguiente:

Tipo de Recorrido: Lineal.

Longitud: 13-15 km.

Altitud máxima: 1.295 m.

Altitud mínima: 962 m.

Ascenso acumulado: 527 m.

Descenso acumulado: 681 m.

Dificultad: Media – Baja (0,5 puntos para la Ley de Dependencia)

 

El sendero se inicia en el Barrio Alto de Laroles a unos 1.040 m. de altitud. Tenemos una buena vista de todo el pueblo. Como curiosidad, la torre de la Iglesia del Rosario –de estilo bizantino-, que recuerda al alminar de una mezquita. Al fondo destaca el valle del Rio Grande de Adra.

Cuando pasemos la era de los Rubios dejamos la carretera antigua en dirección a Mairena para tomar el camino de la Sierra. Esta pista la dejamos cuando llegamos a la altura de un corral, para salir por una vereda que sale a la izquierda remontando por un molino antiguo. Cuando pasemos el molino se junta la vereda con una bifurcación de la pista. Tomados el desvío de la izquierda -entre una encina y un serbal- que cruza que se utilizó para alimentar los molinos que había en la zona.

Al llegar a unos chopos muy grandes, seguimos a la izquierda hacia el barranco y tendremos que cruzar el rio a la altura de un pequeño salto de agua que se forma entre dos piedras. Una pendiente graciosilla nos adentra en los castañares. Al final cuando nos volvamos a encontrar el bosque de helechos veremos a la derecha una pequeña ruina de un cortijo de piedra y justo encima la pista que seguiremos hacia la izquierda.

Seguimos por un paseo tranquilo por una pista llana entre castaños y encinas. Por el camino nos iremos encontrando con algunos frutales hasta llegar a Júbar.

La población de Júbar no llega a 50 habitantes. Atravesamos el pueblo para tomar el camino de las eras.

El sendero a Mairena sale de una fuente de dos caños por la que emana agua sin clorar y que a la vez alimenta a un lavadero situado bajo ella.

Enseguida encontramos la “fuente del Barranco”. Al salvar éste tomamos la vereda de la izquierda y cruzamos una acequia bajo una higuera y un morero. Nos adentramos en un pequeño encinar. A esta vereda acomete primero un ramal de una pista que cruzaremos, y enseguida aparecerá otra pista principal, de las que suben a la Sierra, que también traspasaremos para llegar, junto al Barranco del Cerro, al cruce de la carretera que da acceso a Júbar. Andamos hacia el oeste unos metros por la carretera principal para tomar a la derecha una vereda. Pasamos por encima de la “Era del ejido”, (ejido, significa campo común, sin labrar común a la salida de un pueblo donde se juntaba el ganado y se hacían algunas eras). Tras ella se vuelve a contemplar la torre de la Iglesia que nos avisa que llegamos pronto a Mairena.

Mairena, con menos de 300 habitantes, junto con las poblaciones de Júbar, Laroles y Picena  han formado  el municipio de Nevada. Recorremos el pueblo de este a oeste, por su barrio alto, y nos encontraremos con un mirador situado a 1.100 m. con unas vistas impresionantes.

Después de dejar las últimas casas llegamos a la Era Baja: de esta placeta sale el sendero a Nechite.

Bajamos al río obviando una trocha que se precipita a la izquierda, lo cruzamos junto a un antiguo molino ahora habitado por unos chopos y marchamos sobre la loma salpicada de encinas que forman los ríos Mairena y Nechite.

Pasados unos olivos y hacia la derecha tenemos un camino que pasa sobre una era y más arriba cruza una acequia. Tras una subidilla graciosa alcanzamos una pista de tierra. Llegamos a un barranquillo por el que seguimos un poco, y al salir veremos las vistas sobre Nechite y  toda la loma este del Monte de San Juan.

Cruzamos por un puente el Río Nechite y salimos a una pista que nace allí. Esta pista llega hasta el barrio alto de Nechite, conocido como San Blas. Seguimos hasta el barrio de en medio llamado de Santa Lucía. Esta senda tiene a un lado huertas y al otro, muros de piedra sobre los que descansan en su orilla unos morales.

Nechite tiene tres barrios. Al igual que la mayoría de los pueblos alpujarreños está dividido y adaptado al terreno según la orografía. Pero este pueblo no ha vivido un crecimiento urbano que los haya llegado a juntar, sino que siguen claramente diferenciados.

Por encima de la fuente Martín cruzamos la pista ya cementada que baja del barrio alto y seguimos hacia Válor por una vereda que en su mayor parte la acompaña una acequia, bajo la sombra de los castaños.

Esta senda termina encima del pueblo de Valor sobre la carretera que sube a la Sierra. Arriba se ubica la fábrica de “Los Cortijuelos” donde elaboran los quesos de leche de cabra de la comarca.

Algunas imágenes del recorrido: